martes, 16 de agosto de 2016

Análisis crítico peliculero: Batman La Broma Asesina (Batman The Killing Joke, 2016)


Nota originalmente publicada en: Telarania.com
La Broma Asesina, es una novela gráfica publicada en 1987, escrita por el siempre controversial pero admirado Alan Moore y con dibujos del magistral Brian Bolland, un tipo que hoy solo hace tapas. Leí La Broma Asesina, traducida como La Broma Mortal, en 1997 cuando Grupo Editorial Vid la editó para Latinoamérica, y se convirtió en mi historia favorita de Batman, la cual releí varias veces. Junto con The Dark Knight Returns de Frank Miller, estas dos deben ser las historias más representativas y más importantes del universo de Batman, donde la locura y la sanidad están mezcladas.
Las últimas películas animadas de DC/Warner, vienen siendo adaptaciones cuasi fieles a historias ya publicadas en los cuadritos, distinto a lo que en un principio hicieron Bruce Timm y Paul Dini con La Máscara del Fantasma (Primer peli animada de Batman, siguiendo la línea de la serie animada) donde era una película con un relato original, basado ligeramente en la saga Año Dos. Ahora solo se dedican a “copiar y pegar” historias ya exitosas en los comics, y retocarlas par que el público novel/noobie/común (Léase “no geek”) la comprenda.
La fórmula funcionó en Justice League: War, o en Batman Under the Red Hood, pero acá no funciona para nada, quizá porque esta historia es demasiado intimista, no merecía expansión.
La Broma Asesina, tiene muchas aristas para ser un relato tan corto: Básicamente es el enfrentamiento definitivo entre Batman y el Guasón, relata un “posible” (En palabras del propio payaso: “Nunca lo recuerdo de la misma forma dos veces”) origen del príncipe del crimen, y expone el latente argumento de que Batman esta tan loco como los criminales a los que persigue. Y marca la vida de Bárbara Gordon desde ese momento en el futuro del comic, sin vueltas atrás (o casi), como suele ser en otros casos.

El Guasón (O Joker, o Comodín, o Coringa, o como usted prefiera), con voz de Mark “Luke Skywalker” Hamill, secuestra al comisionado Gordon para hacerlo pasar un mal día, ya que en su parecer solo hace falta un mal día en la vida de alguien para volverlo loco. Batman debe ir a rescatarlo y el duelo se da más a nivel psicológico y en dialogo, más que con golpes de puño. Tiene mucho monologo interno, que se pierde en la animación, y los momentos de tensión (Como el encuentro del “Guasón” y Batman en el Asilo Arkham) pierden muchísima fuerza a pesar de que el Caballero de la Noche cuenta con la voz del siempre genial Kevin Conroy.
La película, tratando de explicar quién es Bárbara Gordon (esa Batichica que ya no es, que en el comic es protagonista de la escena más fuerte y una de las que más impacto tuvo en la historia de Batman), presenta una especie de prólogo al relato original, donde la protagonista absoluta es ella y su enamoramiento del hombre murciélago, para llegar al desenlace de su romance por una cuestión de puro celo telenovelero y justificar el impacto que debe tener la escena a la que hacía alusión renglones más arriba, en el veedor. Sin caer en spoilers.
Terminando eso, pasados 28 minutos de metraje, llegamos a la verdadera adaptación de La Broma Asesina. Como dijimos, es un relato más bien corto, que en pantalla da para poco más de unos 40 minutos.
En su versión novela gráfica, también mostraba una estética casi de los 50, con el diseño del primer Batimóvil, con policías y maleantes de sobretodo y sombreros de ala ancha, que en la adaptación animada se pierde en medio de los celulares, las computadoras de pantalla plana y el Batimóvil moderno, poco inspirado.
Batman: La Broma Asesina (2016), llego a los cines este año, por un par de días, solo por propósito comercial, publicitario de las películas con actores por venir, es una animación pura y exclusivamente para video, poco pulida y como adaptación falla estrepitosamente, sumando subtramas innecesarias y que solo fueron agregadas para sumar minutos al metraje y poder meterla al mercado. Llega a su formato original, el DVD hogareño, el 4 de Agosto.

Poco interesante propuesta, que vas a disfrutar más si no leíste la novela gráfica original, de la que pierde muchos de sus ingredientes más importantes en el traspaso a la pantalla. Dato menor, pero no poco importante: La adaptación, del comic a la pantalla, corrió por parte del mismísimo Brian Azzarello, un guionista que prácticamente reinventó al Guasón en los comics, en su novela gráfica “Joker” (de donde tomaron la estética para el Guasón de Heath Ledger en la película de Christopher Nolan de 2008, The Dark Knight).

miércoles, 9 de marzo de 2016

Batman '89: El cómic continuación de las pelis de Burton que no fué...

A la luz del éxito de Batman '66, esta serie de historietas que continúan la serie de Adam West y Burt Ward, parece que hubo un proyecto de hacer lo mismo pero con la película de 1989 dirigida por Tim Burton y con Michael Keaton.
Asi lo contó en su blog el artista Joe Quinones, donde además muestra el arte conceptual del comic, con un Dos Caras negro y la Gatúbela de Michelle Pfeiffer. Una pena.
Acá les dejo el enlace del Blog de Quinones donde tienen mas imágenes conceptuales: http://joequinones.blogspot.com.ar/

Análisis crítico peliculero: Batman del Futuro: El Regreso del Guasón (Batman Beyond: Return of the Joker, 2000)

Batman del Futuro (BDF a partir del resto del texto. Batman Beyond en su idioma original), fue una serie creada por la dupla Bruce Timm/Paul Dini, luego del exitazo de Batman TAS y Superman TAS. Lo mas interesante, es que esta disparatada versión, seguramente gracias la la libertad creativa ganada por Dini y Timm gracias a exitos anteriores, se incluye dentro del canon de las series animadas por estos producidas, tal es el caso de Batman TAS (The Animated Series), Superman TAS, y La liga de la Justicia.
No era de sorprender, que dada la repercusión ganada por la serie, como paso antes, se hiciera una peli directo a video.
Las películas salidas de las series de Dini/Timm siempre resultaron bastante buenas, salvo casos como Mistery of Batwoman, pero incluso esta (Salvo la calidad pobre de animación) es bastante aceptable.
Con la pelicula de BDF, los tipos quisieron definitivamente unir el universo de Terry McGuinnis,
este joven protegido de un jubilado Bruce Wayne, con el universo ya planteado antes en Batman TAS. Y lo hicieron de forma admirable: Trayendo al villano de Batman por antonomasia a esta futura Ciudad Gótica e la que vive Terry.
El Guasón, Joker, Comodín, Coringa, o como quieran llamarlo, nunca había aparecido en cuerpo y alma en BDF, pero si estaba su aura dando vueltas ya que la pandilla de motoqueros llamada "Jokers", hace alusión al payaso del crimen, tanto en sus formas, como vestimenta y caras pintadas. Pero Bruce, aunque alguna vez lo nombra, nunca cuenta definitivamente que pasó con su archivillano preferido.
En esta película llegó la respuesta. (O probable respuesta, ya que, como sabemos, siempre las historias "canónicas" están sujetas a modificación con el tiempo).
Ojo con los spoilers.
Batman del Futuro: El Regreso del Guasón, arranca como un capitulo más, Terry McGuinnis (El Batman del futuro) se enfrenta a los Jokers, quienes intentan robar una fabrica. Nada mas raro, solo que a la vuelta a la guarida de los maleantes, descubrimos que trabajan para el mismísimo Guasón.
En un segundo intento, los Jokers asaltan Wayne Enterprises, acompañados de su "nuevo" jefe, cruzandosé con Bruce en persona. Bruce reconoce la voz del villano (De nuevo, como en Batman
TAS es Mark Hamill quien le da cuerdas vocales al Guasón, al igual que Kevin Conroy lo hace con Bruce Wayne anciano) comparándola con archivos de la baticueva, y Terry le reclama que nunca le habló de que fue lo que realmente pasó con el Guasón y porque desapareció. Ante la negativa de contarlo, Terry acude a Barbara Gordon, la comisionada de policia (Y ex Batichica) para tener respuestas.
Esto desencadena una serie de flashbacks donde vemos, con la estética de la ultima temporada de la serie Batman TAS, como el Guasón secuestra a Tim Drake (Robin),lo tortura para sonsacarle información sobre Batman, le lava el cerebro y lo convierte en una especie de "hijo" del Guasón. En una lucha bajo las ruinas de Arkham Asylum, Batman y Batichica, que pasaron 3 dias enteros buscando sin parar al joven Tim Drake, se enfrentan al Guasón y Harley Quinn, y hasta el mismisimo Tim Drake enloquecido, y tras la contienda el Guasón (después de apuñalar a Batman y dejarlo casi fuera de combate) arroja a Tim una pistola con intenciones de que el chico mate a Batman, pero, con la fuerza de voluntad y un momento de lucidez, el joven Robin se da vuelta y termina matando al payaso.
Una vez conocida la historia, Terry va a conocer un adulto Tim Drake, que trabaja de ingeniero, casado y con hijos. En un principio duda de su nuevo jefe, pero luego lo descarta.
Tras una persecusión con el laser del satélite controlado por el Guasón, Terry descubre la guarida de este, derrota a los Jokers y encuentra a Tim tirado en el piso. Terry lo interroga pero el ex Robin dice no saber donde se fue el Guasón. Ante esto Tim inmoviliza a Terry y, sabiendo que Bruce esta
The Jokers
mirando por las camaras del traje de Batman, comienza a reir alocadamente y se muta su cuerpo hasta convertirse en el Guasón. La conciencia y ADN del Guasón fueron colocadas en un chip en el cuerpo de Tim mientras este estuvo cautivo. El Guasón explica que le cuesta mantener la forma y controlar el cuerpo de Tim Drake, pero que cada vez es mas fuerte.
Haciendo un esfuerzo sobrehumano, Terry se libera y lucha con el Guasón, mientras el laser del satélite va a destruir la mansión Wayne. Batman/Terry comienza a jugar mentalmente con el Guasón y logra destruir el chip, liberando a Tim Drake definitivamente.
No solo el relato es retorcido, para una película animada directo a video, sino que además se erige como una de las mejores y mas profundas historias de Batman de todas las generaciones y versiones. Más allá de la loquisima tecnología (El michochip de ADN) para hacer volver al Guasón a las andadas en este futuro distópico del universo DC, la historia toma ribetes mas que dramáticos y bastante violentos para un producto de este tipo (Secuestro de un infante, tortura, lavado de cerebro, incitación al asesinato). Realmente es, en muchos momentos, una historia muy fuerte sobre el enfrentamiento eterno entre Batman y el Guasón, y le da un (probable) final a la relación entre estos dos icónicos personajes. Si amas a Batman, vas a llorar en momentos. Si no lo amas, también, porque es una historia que te rompe el alma.
Además juega con la relación, respeto y confianza entre Terry y Bruce, la cual empieza a pender de un hilo y al final queda verdaderamente herida.
Al Guasón pocas veces se lo ve tan enloquecido y extremo como en esta película, principalmente en los momentos del flashback.
El Guasón tortura a Tim Drake/Robin
Hubo ideas para una segunda peli, que iba a ser con Catwoman, pero nunca llegó a realizarse.
Espero que si no la vieron, con este texto se les despierte interés en ver esta genialidad de película. Si ya la vieron, que les de ganas de verla nuevamente.
Se editó en DVD y VHS en nuestro país de a mano de AVH, y si se busca por ahí, todavía hay alguna copia original dando vueltas.
Creo que esta, junto con Batman: La Máscara del Fantasma (Batman, Mask of the Phantasm, 1993), es una de las mejores películas animadas del personaje, no solo en calidad de animación, sino en historia e impacto.
Dato extra: En la peli Terry/Batman se enfrenta a Deedee y Deedee, dos gemelas con similitudes a Harley Quinn. Al final su "nana" viene a sacarlas de la cárcel y ellas se refieren a ella como "Nana Harley".
Saludos.

martes, 8 de marzo de 2016

Reseña comiquera: FÉ, Leyendas de Batman 21-23 (Editorial ZINCO, 1992/Original: Faith, 21/23 Legends of the Dark Knight)

Hay que decirlo: Algunas de las mejores historias de Batman jamás escritas pertenecen a la colección Legends of the Dark Knight (Editadas como "Leyendas de Batman" en España, por Zinco, y por Vid de Mexico en la serie regular de Batman, durante los 90, venían algunas sagas cada tanto). No es para menos, por sus paginas pasaron autores de la talla de Mike Mignola, Chuck Dixon, Denny O'Neil, Alan Grant, Doug Moench, Grant Morrison, entre otros.
Salida a la sombra del éxito de la película de Tim Burton, Batman (1989), comienza a salir esta colección que contaba, básicamente, historias que transcurrían en los primeros años de carrera de Bruce Wayne como Batman (En la serie regular estaba Robin constantemente, hecho que se alejaba del oscuro filme de Burton, por dar un ejemplo grosero, mas que obvio), con solo algunos personajes secundarios conocidos, Alfred, Gordon, y pocos mas, a modo de continuación del Año Uno de Frank Miller/David Mazucchelli. En general publicada en arcos argumentales de cinco números, siempre mantuvo una calidad tanto de guión como arte, caso que no se mantenía en la linea regular. Aunque paralelas, las historias aquí narradas suelen ser tomadas como "canon" de la vida de Batman, caso puntual es, por ejemplo, la saga titulada Veneno, donde Batman conoce la droga que luego usará Bane.
En este caso quería reseñarles una de las mejores sagas acá publicadas. Es el caso de (Faith, nros. 21 al 23 originalmente, escrita por Mike Barr con arte de Bart Sear y Randy Elliot): Un drogadicto es rescatado de una golpiza por Batman, y, sintiéndolo como una liberación casi mística, el joven comienza su propia cruzada contra el crimen en las calles, reuniendo un ejercito de "Bat-men" que diosifican al hombre murciélago, armados con bates de beisból, que limpian la ciudad de drogones, maleantes y ladrones de poca monta, pero que también ayudan a viejitas a cruzar la calle con las
bolsas del supermercado. Hasta Batman, recién ganandosé el respeto del comisionado Gordon, cree sentirse menos solo en su cruzada, con la ayuda de este batallón de fanáticos que parece no hacer mal. La cosa es cuando las balas se meten en el medio, y el drogadicto devenido vigilante, comienza a sentir un poder que supera a Batman mismo, y siente que su misión esta en matar al mafioso narco que maneja el barrio, quien casualmente es el que lo hizo patotear. Alli comienza el debate moral de Gordon, Batman y la doctora Leslie Thompkins (que juega un papel importante en el relato, ademas es considerada la historia "oficial" de como se entera de la identidad secreta de Bruce), de que esta mal y bien en la lucha sin cuartel en esta Ciudad Gótica derruida por el crimen organizado.
FE fué la primer historia de Legends Of the Dark Knight, que constó solo de tres números en vez de los cinco que tenía acostumbrados a los lectores.
Esta historia también fue de importante inspiración para los hechos sucedidos en la segunda película de Nolan, Batman: El Caballero de la Noche (TDK, 2008), donde un grupo de ciudadanos vestidos como Batman, andan armados frenando malhechores. También se puede tomar como "inspiración" de este guión, los hechos que Miller relató en la novéla gráfica The Dark Knight Returns, con los mutantes convirtiéndose en los llamados "Hijos de Batman".
es de lectura obligada (En realidad toda la colección Legends... lo es) para cualquier fanático del murciélago, y especialmente recomendada par lectores noveles o que no están al tanto del resto del universo DC, ya que es una colección mas intimista, por decirlo de alguna manera, del personaje.

viernes, 4 de marzo de 2016

Batman V Superman: La justicia esperada (O el hacer justicia a los fans)


Llegó el mes. Falta poco. Desde hoy, solo 20 días. Esa promesa largamente esperada por los afectos al cómic, a los superhéroes, a la fantasía, a la magia del cine. Porque si, esta bien, vimos a IronMan y al Capitán América juntos en la misma pantalla, discutiendo sus temas. A Hulk y a Thor pelear mano a mano en la base de SHIELD, ese superclásico de la historieta, como si de un Boca-River se tratase. Vimos a AntMan pelear con Red Falcon en una escena divertida. Pero bueno... eso era solo precalentamiento. Llegó eso que un día, el guionista Akiva Goldsman (hoy ganador del Oscar por Una Mente Brillante), se nos insinuaba en Batman Eternamente (Batman Forever, 1995), cuando Bruno Diaz/Bruce Wayne. interpretado por Val Kilmer, le decía a un retobado Ricardo Tapia/Dick Grayson, en la piel de Chris O'Donnell, que si iba a irse con el circo nuevamente, el tren ya estaba "a medio camino hacia Metropolis", o en la secuela Batman & Robin (1997), Batman (En el cuerpo de George Clooney) bromeaba con Robin, respondiendo a su reclamo de tener un auto, diciendo que "por algo Superman trabaja solo". Si, los vimos unir fuerzas en dibujos animados. En comics, la primera vez que los vimos juntos fue en una tapa, en New York World's Fair Comics (1940), adentro
de la revista, solo eran historias por separado. Recién en 1952 los vimos compartir una aventura, en Superman número 76. Pero seamos realistas. Estos dos iconos del cómic mundial, LOS iconos del cómic mundial (No hay rival en el mundo para estos dos, en popularidad y amor de fanáticos. Ni siquiera en la Marvel) tienen vida propia en el cine, como lo son también Drácula o Frankenstein, iconos del cine (Más allá de haber nacido en la literatura). Richard Donner le dio hálito de vida a Superman en 1978, corporizado en el inmortal Christopher Reeve. Batman tuvo su (re)nacer cinematográfico de la mano de Tim Burton, con Michael Keaton como el caballero oscuro. Hubo antes versiones en carne y hueso de estos personajes, si, pero para la era moderna, para la fanbase que hoy se conoce como "comiqueros", "frikis", esa fanbase que no lee solo al pasar, sino con pasión, devoción (casi obsesión), y sigue al personaje en todas sus caracterizaciones: cine, vídeo juegos, dibujos animados, que tiene una perspectiva mas global de los personajes, que conoce su universo y sabe que cada universo (Leasé DC, Marvel, Universal Monsters, o el que sea... el que sea) tiene su lógica y reglas, su física, su química, su geografía, su vida, ese "fandom" nació y creció con esas películas. Y claro, como dije mas arriba, sabemos que estaban en el mismo lugar, pero queríamos verlos cruzarse. Marvel se avivó antes. Batman volvió en 2005 (Batman Begins) y Superman un año después, con Superman Regresa (Superman Returns, 2006) y otra vez: En la peli de Superman, en medio del caos final, nombraban Ciudad Gótica (Gotham) como una de las dañadas por el terremoto producido por Lex Luthor. Pero el fracaso comercial de Superman, de nuevo hundió nuestros deseos. Akiva Goldsman lo anticipo, no una, no dos, sino TRES VECES, cuando en Soy Leyenda (I am
Banner de Batman/Superman en Soy Leyenda con Will Smith
Legend, 2007. Ver Foto) hizo poner, al fondo de un plano en medio de esa Nueva York decadente dominada por vampiros/zombies, un enorme banner de Batman/Superman. Pero no. Todavía faltaba tiempo de cocción. Como dije, Marvel lo hizo antes, y arrancando con un cameo post títulos de Nick Fury en IronMan (2008) arrancó la carrera. Esa carrera de ver quien hace el universo cinematográfico antes, y mal que nos pese a los fanas de DC, lo lograron. Eso allano el camino. Pero aún faltaba. Nolan hizo de su Batman una saga personalísima, genial, pero individual, con principio y final. Nada podía expandirse de ahi. Pero bueno, como siempre, Superman llegó al rescate. Y de la mano de Nolan mismo, El Hombre de Acero (Man Of Steel, 2013), dió el puntapié inicial a DC/Warner, para hacer su universo comiquero cinematográfico. Y al fin vimos la luz. Digo vimos porque, honestamente, mas allá de las Marvel-movies, los que nacimos al sur del sur, DC/Superman/Batman/La Liga de la Justicia, siempre fueron mas populares que sus contrapartes en la casa de Stan Lee, ya sea por los dibujos animados de Hanna Barbera, o por las exitosas pelis de Burton y Donner, pero siempre fué asi. Nunca vamos a poder comparar ver a Thor dar martillazos a Hulk, con ver a Batman trabajando codo a codo con Superman. Son el ejemplo de amistad por antonomasia. Si, me van a decir "Pero en esta se pelean". Si, eso es marketing, la pelea da plata, el puterío garpa. Siempre. Y atrás de esa campaña mediocre, para redes sociales de hashtags #teamSuperman, #teamBatman, sabemos que todos en realidad estamos en el #TeamWorldFinest y que al final de la cinta, por no decir a la mitad, despuès de darse un par de piñas, van a terminar laburando juntos. Porque es lo lógico, Superman y Batman son amigos, MEJORES AMIGOS, y
¿Se acuerdan cuando todos odiaban la eleccion de Batfleck?
porque es el preámbulo para armar la Liga de la Justicia. Punto final. La cosa es que llegó. Verlos en pantalla grande, el sueño de todo comiquero/cinéfilo (Como yo, y seguro que vos tambien, lector) era verlos ahi, en una misma película, en carne y hueso. Y la espera... ¿valió la pena? Yo creo que si. Y si no es así, bueno, veremos al menos a nuestros héroes ahi parados, espalda con espalda, peleando contra lo que sea. El 24 lo veremos. Y, nota aparte: Como creció el fandom que banca a Ben Affleck como Batman ahora, y cuando se anunció todos puteaban ¿eh? Es gracioso como funciona el marketing. Falta poco gente. Falta poco. Ya llega. La espera (casi) terminó.




martes, 14 de agosto de 2012

Beware the Batman!

La nueva serie

El teaser es viejo, lo sé. La cosa es que andan rondando rumores que en la serie jamás vamos a ver al Joker, ni a ninguno de los clásicos villanos, sino todos los personajes creados del 2000 para este lado. Para colmo esta también la versión que dice que la serie iba por un tono adulto y oscuro, y despues de la masacre del cine de Denver, la sere esta siendo retocada por los animadores para darle un toque mas "amigable". La cosa es que recién el año que viene vamos a poder dar nuestro veredicto. Encima estan demorando mucho en tirar nuevas imagenes y cosas ¿no?. La verdad es que estoy ansioso de ver esta nueva versión animada del hombre murcielago. Hasta ahora, aunque tuve mis reservas, ninguna de las series animadas anteriores (The BAtman, Brave&Bold) me decepcionó.


lunes, 13 de agosto de 2012

Reseña comiquera: BATMAN: Hermandad del Murcielago/Galería Nocturna (Vid, 1997)

Una luz en el infierno

Grande fue mi sorpresa cuando, paseando por el centro de mi ciudad (Córdoba capital, Argentina) en un kiosco de revistas, esta semana, vi un tomo editado por el ya mítico grupo editorial Vid, un Elseworld (historias donde se coloca al personaje de turno en un mundo, en un tiempo, en un lugar que no es el acostumbrado) titulado “Batman: Hermandad del Murciélago”. De más esta decir que lo compré al instante. Sorpresa la mía cuando lo doy vuelta y en la contratapa anuncia otro comic titulado “Batman: Galería Nocturna”. Llegué a mi casa esa noche, le saque el celofán al tomo y olí ese aroma tan particular que solo los cómics de Vid tenían de la tinta sobre papel brillante de las tapas. Así deben oler los sueños, decían Bart y compañía en el capitulo que hacían la “poya” para comprar el primer número de “El hombre radiactivo”, y la verdad que tenían razón. Me senté en mi escritorio y me puse a leer un lindo comic noventero (que además nunca había leído).
Arranqué por “Galería Nocturna” (“Knight Gallery” en el original): Una especie de falso diario de Bruce Wayne con diseños diversos del traje antes de convertirse en Batman, acompañado de notas medianamente coherentes, y también diseños del traje de Tim Drake. Lo interesante es que cada diseño estuvo a cargo de algún grande: Breyfogle, Neal Adams, Graham Nolan, Aparo, etcétera. Y al final hay un par de diseños de la ciudad Gótica de Anton Furst (sacados de la primer Batman de Burton y luego “oficializados” por mas de una década en el comic, hasta su destrucción en No Man’s Land).  Hasta acá nada del otro mundo. Pero la historia en serio estaba del otro lado del tomo.
“Hermandad del murciélago” (“Brotherhood of the Bat” en el original) es una historia de Doug Moench, que nos cuenta la historia de una Gotham destruida en el futuro, en un mundo contaminado, donde regresa el temible Ra’s Al Ghul solo para terminar de hacerla pedazos. Para ello, se instalará en la baticueva, y, basándose en los diseños de Bruce para los trajes de Batman (de “Galería Nocturna”), creará una nueva logia de asesinos: la Hermandad del Murciélago. Todo para poner en el medio los diseños originales (y no tanto) de cada uno de los artistas que pusieron firma en “Galería Nocturna”. Hasta ahí todo normal. Nada raro.
La cosa es que en medio de toda la cosa un joven llamado Tallant (Misteriosamente parecido a Bruce, con el peinado de Dick en su etapa pelilarga como Nightwing) es informado por su mamá que es el hijo único del desaparecido millonario que se vestía como murciélago. El joven se dará cuenta de la situación y tratará de frenar a esta hermandad asesina, erigiéndose como en nuevo Batman.
La verdad es que la historia es bastante interesante. Además, similar a lo que fue La boda de Superman, cada dos o tres páginas del tomo el dibujante cambia y le da su estilo al diseño, destacando la pelea del medio dibujada magistralmente por el amado Norm Breyfogle, o las primeras 14 de Jim Aparo.
Pero nota aparte (SPOILERS) es la resolución del conflicto: Tallant llega y debe al fin, después de bajarse a otros 10 pseudo-batmanes, enfrentar al demonio en persona pero su madre entra y le dice que es su nieto, dándose a conocer como Talia Al Ghul. La verdad es que eso me gustó mucho, aunque era obvio desde el principio, el giro de que sea Talia la madre de Tallant, fruto de su unión con Bruce, me pareció muy interesante y une casi directamente con lo que es esa joya titulada “Batman: Hijo del Demonio”, donde “supuestamente” conciben un hijo con la heredera de Ra’s Al Ghul, que años después sumarian a la continuidad en el cuerpo de Damian Wayne. Pero mejor me pareció esta versión, y hasta encaja mas con la historia original, una obra única y cerrada en si misma como es “Hijo del Demonio”.
La verdad es que nunca fui fan de los Elseworlds, y este encima esta hecho para que se luzcan los diseños de los artistas (Y quizá vender algunos muñecos: muchos se parecen a los diseños que salían en la colección de figuras de Kenner, Legends of the Dark Knight, en los 90) en una historia chiquita pero que da para mucho más, muchísimo más. Me gustaría leer como sigue la historia de Tallant.
La verdad una gran sorpresa en estos tiempos de historias rebuscadas y llenas de ribetes incomprensibles y crossovers entre docenas de colecciones. Una pepita de oro a $14,90 en tu kiosco (después me di cuenta que en varios kioscos del centro estaba el mismo tomo, se ve que alguien encontró una caja de saldos de esta edición y pensó hacer negocio). Encima con esa calidad de lujo con la que editaba Vid, hasta con el sello de “Edición de Colección” dorado en el frente.
Ojo a los detalles, y si buscan referencias, Nolan seguro sacó de esta historia un poquito también.